Por todos es sabido que los pacientes crónicos deben cumplir con las pautas terapéuticas que sus profesionales sanitarios les prescriben. Existe una estrecha relación entre la adherencia y el cumplimiento terapéutico, y la eficacia y seguridad de las medidas sanitarias utilizadas. ¿Puede la tecnología mejorar la adherencia al tratamiento? ¿Si digitalizamos a nuestros pacientes crónicos, podemos mejorar los resultados de salud?

La falta de adherencia a los tratamientos cuesta en nuestro país más de 10 mil millones de euros anuales. Según la OMS, uno de cada dos pacientes crónicos no cumple con su tratamiento, es decir, no toma el medicamento que le ha prescrito el médico cómo y cuándo debe.

Si sabemos que los pacientes cada vez usan más la tecnología en su día a día, incluida en la gestión de su salud, ¿no podemos desarrollar dispositivos digitales que incrementan la adherencia al tratamiento?

En el artículo de esta semana queremos mostraros algunas iniciativas digitales de éxito que persiguen este objetivo. Para mejorar la adherencia podemos trabajar en varias líneas:

Alarmas de recordatorio de toma.

Mejora de la identificación de la medicación que toca.

Formar y asegurar que se administra de forma adecuada.

Motivar a la toma de la medicación.

Pero también podemos actuar en otras líneas, como podremos ver a través de estos ejemplos.

La primera de las tendencias en las que se está trabajando es en desarrollar medicamentos que ayuden a la toma de decisiones. Así, por ejemplo, encontramos diferentes dispositivos que consiguen que los medicamentos piensen como seres humanos:

Insulclock es un dispositivo que sustituye al tapón de las plumas de insulina. A través del mismo, los pacientes pueden tener un recordatorio de cuando se tienen que volver a pinchar su insulina ya que el dispositivo actúa como despertador. Más allá de recordar la toma de la medicación, Insulclock le dice al paciente si se ha pinchado todas las unidades de insulina recomendadas y también le recuerda el nivel de glucosa que tenía en la última inyección.

En la misma línea, Merck Serono se trata de un dispositivo de autoinyección, para personas con esclerosis múltiple, que registra la fecha, el tiempo y la dosis de cada inyección y permite a los médicos monitorear y mejorar la adherencia de los pacientes al tratamiento. Los inyectables de este principio activo se introducen en Rebismart, y éste le ayuda a administrarse el tratamiento.

Otro de los dispositivos que recuerdan la toma de la medicación es la APP para Smartphone Recuerdamed (descargable en Google Play a través del siguiente link.

RecuerdaMed ha sido desarrollada por el Observatorio para la Seguridad del Paciente de Andalucía. Se le configura a cada paciente el listado completo con la medicación que cada paciente tiene que tomar. Así, la APP permite al paciente familiarizarse con el principio activo, la dosis, la forma de tomarlo y por qué; y también permite establecer alarmas que te recuerden la hora de la toma. Para configurarlo, el paciente puede añadir medicamentos simplemente escaneando el código de barras y, automáticamente, se cargarán en su lista, procedentes de la base de datos de medicamentos del Centro de Información online de medicamentos (CIMA) de la Agencia Española de Medicamentos. La APP también les permite consultar el prospecto completo de cada uno de ellos, así como avisos e interacciones para determinadas circunstancias como es el caso de un medicamento que pueda afectar a la conducción o que esté sujeto a un seguimiento adicional de su seguridad.

Pero para mejorar la adherencia al tratamiento, no sólo necesitamos dispositivos que nos recuerden la toma de decisiones, sino otras soluciones que persigan la adherencia desde otra perspectiva. Asegurar que el fármaco esté en buenas condiciones, recordar llevarse el medicamento a todas partes y formar al paciente en la administración, son 3 de las vías para mejorar la adherencia que están trabajando en el caso del dispositivo y su APP, anAPPhylaxis. Consiste en una aplicación móvil que tiene como objetivo conservar en perfectas condiciones la sustancia que los enfermos de anafilaxia se tienen que autoinyectar en caso de emergencia. El producto está compuesto por un envoltorio smart que sirve para guardar el medicamento que conecta vía Bluetooth con la app, permitiendo saber en cada momento en qué condiciones se encuentra la epinefrina y controlar la fecha de caducidad del autoinyector. Pero no sólo vigila el estado de la epinefrina sino que avisa a los usuarios en caso de dejárselo olvidado en casa y aporta instrucciones para inyectarlo adecuadamente. Además, también avisa a familiares y servicios médicos en caso de una emergencia para asegurar una ayuda adecuada al paciente.

Ya hemos hablado del formidable poder de la gamificación para motivar a las personas a crear determinados hábito. Para mejorar la adherencia tenemos Mango Health. Esta app aprovecha la gamificación (gamification en inglés) para solucionar los problemas de adherencia terapéutica del paciente. De hecho, ofrece recompensas en forma de vales de descuentos, tarjetas regalo de varias marcas y empresas, o incluso donaciones a ONGs para los pacientes que consiguen puntos cuando toman de forma correcta sus medicamentos.

Todos estos dispositivos requieren de la colaboración del paciente. Pero Otsuka ha ido un paso más allá. A través de Proteus permite a los profesionales y a los familiares y cuidadores del paciente saber si el paciente se ha tomado la medicación. Proteus  es el primer medicamento que tiene un chip incorporado. Cuando el paciente se toma su pastilla, ésta al llegar y estar en contacto con el jugo gástrico, emite una descarga eléctrica que capta un parche que el paciente lleva en su brazo. El parche envía un mensaje al smartphone del paciente confirmando que se ha tomado la medicación.

Creo que estos son sólo algunos ejemplos de como herramientas digitales pueden incrementar la adherencia al tratamiento. Sí esto lo conseguimos, nadie podrá cuestionar que la tecnología se convierte en un gran motor para mejorar los resultados de salud y mejora la eficiencia del sistema de salud.

¿Cuál de estos dispositivos traerías al área cardiovascular?