La startup Made of Genes, impulsada en 2015 por los socios Òscar Flores y Miquel Bru, pretende incorporar la novedad de acceder al genoma individual tantas veces como quieras a través de pagar una suscripción mensual.

Este sistema permite almacenar en la nube 600 GB del genoma a partir de una muestra de saliva. De entre los servicios destacan el estudio de dislipidemia mediante marcadores genéticos asociados a la acumulación de lípidos en sangre, el análisis de polimorfismos relacionados con la aparición y desarrollo de arteriosclerosis, entre otras.

La obesidad, el síndrome metabólico y la nutrigenética son otros de los novedosos análisis que han desarrollado, un estudio que permitirá hacer prevención y mejora en la intervención en estas condiciones del individuo.

A nivel práctico poder disponer del genoma será de gran ayuda para la personalización de los tratamientos médicos y prevención de patologías gracias a la posibilidad de tomar decisiones informadas en base a nuestra genética.

Puedes acceder aquí al vídeo para saber cómo funciona el primer banco genético en la nube.