La enfermedad de las arterias coronarias (EAC) es el tipo más común de enfermedad cardiaca y puede llevar a una angina de pecho o un infarto, así como a insuficiencia cardíaca.

 

Fruto de esta preocupación nace HeartFlow, la primera tecnología no invasiva que proporciona información sobre el grado de afectación de la EAC y el impacto de esta sobre el flujo sanguíneo del corazón.

Utilizando los datos recogidos por tomografías rutinarias, es capaz de crear un modelo 3D personalizado de las arterias del paciente, proporcionando una recreación que permite al profesional la posibilidad de tomar decisiones sobre cada caso de una manera que supone riesgo 0 para el paciente.

“ La primera tecnología no invasiva que proporciona información sobre el grado de afectación de la EAC y el impacto de esta sobre el flujo sanguíneo del corazón.”

Según aseguran los desarrolladores del proyecto HeartFlow, el 61% de los pacientes evitaron un angiograma tradicional y el 100% no tuvo problemas resultantes de la anulación de dicho angiograma.