A medida que la tecnología avanza y se incorpora de forma continua y automática en nuestras vidas, también lo hace en nuestros tratamientos de salud. Durante el año 2018, se producirán una serie de mejoras tecnológicas que podrán aumentar la eficiencia de los tratamientos en cardiología y representar una mejora sustancial para los pacientes y los profesionales.

Avances tecnológicos en la medicina

1. Dispositivos de monitorización remota

Los dispositivos de seguimiento y monitorización centrarán su modo de transmisión de datos a través de internet, es decir, a través del monitoreo remoto el doctor podrá observar el estado de salud de su paciente. En este tipo de monitorización, la Inteligencia Artificial (IA) se utilizará para ayudar a rastrear los datos del paciente e identificar a los que necesitan seguimiento presencial, la reprogramación del dispositivo que incorporan u otros problemas que requieran intervención humana directa. Entre los dispositivos de monitorización remota se destacan los producidos por fabricantes como Boston scientific.

 

Inteligencia Artificial (IA) se utilizará para ayudar a rastrear los datos del paciente e identificar a los que necesitan seguimiento presencial

 

2. Monitores portátiles simples

Los monitores portátiles simples y pequeños reemplazarán en gran medida a los monitores tradicionales. Los monitores enfocados al paciente pueden ofrecer nuevos datos para el seguimiento de su estado de salud y, gracias a la IA, se podrán extraer conclusiones sobre si su salud está empeorando, o mejorando, debido a cambios en el estilo de vida, nuevos medicamentos y otras variables que influyan directa o indirectamente.

Este tipo de monitores portátiles simples están siendo incorporados a nuestras vidas en forma de wereables, relojes o teléfonos inteligentes, como son los producidos por la empresa Alivecor. Sin embargo hay una tendencia cada vez mayor a la utilización de los dispositivos implantables como herramienta principal de monitorización personal.

 

3. Ciberseguridad

La nueva conectividad inalámbrica de dispositivos portátiles y dispositivos implantables destapará un nuevo factor que deberá ser contemplado con especial interés, la ciberseguridad. La Administración de Medicamentos y Alimentos de los EE. UU. (FDA) tiene en cuenta esta cuestión de forma severa y está trabajando en nuevas normativas para regular mejor la gestión de ciberseguridad de este tipo de dispositivos.

 

4. Visualización 3D en cardiología

A través de las nuevas imágenes cardíacas que ya se están creando habrá un mayor uso de visualización 3D. Cuando hablamos de visualización 3D nos referimos a reconstrucciones totalmente automatizadas que mejoran la eficiencia del diagnóstico y ayudan a una mejor comprensión del paciente sobre su patología. Los nuevos soportes de visualización como la posibilidad de la impresión 3D, donde una empresa española cómo BQ ya está inmersa en este campo, o la proyección holográfica acelerarán la utilización de esta tecnología.