Un estudio realizado en el hospital Ramón y Cajal de Madrid y publicado recientemente en The Journal of Nutrition, Health and Aging ha demostrado, por primera vez, que el consumo regular de jamón curado ibérico mejora la función endotelial en personas sanas.

El estudio abierto, aleatorizado y con grupos paralelos, siendo uno de ellos de control, incluyó 102 voluntarios con edades comprendidas entre los 25 y 55 años, mayoritariamente mujeres (76,8 %), y sin enfermedades cardiometabólicas. Durante seis semanas un grupo siguió una dieta que incluía jamón curado ibérico con una cantidad de 50 gramos al día, mientras que el grupo control no incluyó jamón en su dieta.

Los participantes del grupo con jamón ibérico mostraron beneficios en el endotelio, que se evidenciaron tanto desde el punto de vista bioquímico como hemodinámico. La reducción de PAI-1 (inhibidor del activador del plasminógeno-1, un marcador de la función endotelial) fue significativamente mayor respecto al grupo control (-6.2±17.7 vs. 0.3±1.4 ng/ml; p=0,020). De forma similar, la respuesta vasodilatadora microvascular a la hiperemia mostró un incremento significativo (112.4±391.7 vs. -56.0±327.9 %; p=0,007). Además, la mejora de la función endotelial persistía durante al menos seis semanas tras suspender la ingesta de jamón de la dieta.

Aunque todavía son necesarios estudios a largo plazo, todo apunta a que el consumo regular de jamón curado ibérico mejora la función endotelial en personas sanas, independientemente de los factores de riesgo cardiovascular, y podría tener una implicación muy relevante en la salud tras enlentecer el proceso de envejecimiento vascular.

Un estudio ha demostrado que el consumo regular de jamón ibérico consigue mejoras en la función endotelial con beneficios en la salud vascular de personas sanas.

Referencia:
  1. Saban-Ruiz J, Fabregate-Fuente M, Fabregate-Fuente R, et al. Iberian Cured-Ham Consumption Improves Endothelial Function in Healthy Subjects. J Nutr Health Aging 2017;21(10):1277-83.