¿Por qué registrarte?

#CARDIOLOGÍA #COLESTEROL #LIPIDOLOGÍA #PRESIÓNARTERIAL #TRIGLICERIDOS

El consumo de nueces mejora el perfil lipídico sanguíneo sin afectar el peso corporal ni la presión arterial

Guárdala

Comparte.

Los frutos secos son un grupo de alimentos con efectos beneficiosos sobre distintos factores de riesgo cardiovascular que se han documentado tanto en estudios observacionales como en ensayos controlados, a pesar de incrementar la ingesta calórica total de la dieta. Sin embargo, buena parte de la población no los incluye en su dieta por miedo a ganar peso.

 

Las nueces son buenas para el colesterol

Una reciente revisión sistemática con metaanálisis de ensayos clínicos, llevada a cabo por investigadores de la Escuela de Salud Pública de Harvard, la Universidad Rovira i Virgili de Reus y el Centro de Investigación Biomédica en Red de Fisiopatología de la Obesidad y Nutrición (CIBEROBN), concluye que el consumo de nueces reduce los niveles de colesterol y triglicéridos, sin afectar al peso corporal ni a la presión arterial.

La revisión analizó los ensayos clínicos publicados desde 2009 sobre el papel de la suplementación de la dieta con nueces (en cantidades de 15 g/día a 108 g/día -5-24% de la energía total de la dieta-) en las concentraciones sanguíneas de colesterol y triglicéridos, apolipoproteínas, peso corporal y presión arterial.

Se incluyeron un total de 26 estudios de intervención nutricional con 1.059 participantes y una duración media de 8 semanas.

Las dietas suplementadas con nueces disminuyeron el colesterol total en 7 mg/dL, el colesterol unido a lipoproteínas de baja densidad en 5,5 mg/dL, los triglicéridos en 4,7 mg/dL y las apolipoproteínas B en 3,7 mg/dL, en comparación a las dietas control.

Además, el consumo de nueces no tuvo efectos sobre las concentraciones sanguíneas de colesterol unido a lipoproteínas de alta densidad, el peso corporal o la presión arterial de los participantes, en comparación con las dietas control.

El perfil nutricional de las nueces enriquecido con el ácido graso omega-3 a-linolénico podría explicar su efecto beneficioso en las concentraciones de colesterol total y triglicéridos, en comparación a otros frutos secos. El alto contenido en esteroles vegetales y polifenoles con propiedades antioxidantes y antiinflamatorias también contribuye a explicar el efecto beneficioso de las nueces sobre el perfil lipídico.

Los investigadores concluyen que a pesar de su alta densidad energética, las nueces no promueven el aumento de peso y pueden ser incorporadas en un patrón dietético saludable para la prevención cardiovascular.

 

Guasch-Ferré M, Li J, Hu FB, et al. Effects of walnut consumption on blood lipids and other cardiovascular risk factors: an updated meta-analysis and systematic review of controlled trials. Am J Clin Nutr 2018;108(1):174-87.
COMPARTE LA NOTICIA: Guárdala
Acceso a todos los contenidos. Formaciones acreditadas. Consulta y descarga de publicaciones médicas
¿Por qué registrarte?

Accede

Entra en tu cuenta personal de La RED para ver tus documentos guardados y poder leer todos los contenidos.


Close

Regístrate ahora

para que siempre recordemos tus preferencias y accede además a todos los contenidos, incluidos artículos científicos y formaciones científicas.

¿Por qué registrarte?
Close

Restaurar contraseña

Introduce el e-mail con el que te registraste y recibirás instrucciones para recuperar tu contraseña.

Close

Utilizamos “cookies” propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad, contenidos y servicios personalizados a través del análisis de tu navegación. Si continúas navegando aceptas su uso.