¿Por qué registrarte?

#ALIMENTACIÓN #ESTUDIO #ESTILODEVIDA

La eficacia de la dieta mediterránea depende del perfil genético de cada persona

La dieta mediterránea no beneficia a todo el mundo por igual

dieta mediterránea
Guárdala

Comparte.

Un reciente estudio encabezado por investigadores del Instituto Hospital del Mar de Investigaciones Médicas (IMIM) publicado en la revista Free Radical Biology and Medicine, demuestra que la dieta mediterránea no beneficia a todo el mundo por igual. De este modo, la variabilidad genética influye en la forma como el organismo aprovecha los potenciales beneficios de la dieta mediterránea.

Para realizar el estudio se ha administrado a un grupo de personas en alto riesgo de sufrir una enfermedad coronaria, un antioxidante natural presente en diversos alimentos de la dieta mediterránea, y se ha analizado cómo la genética de los participantes influye en su capacidad para lograr el máximo provecho.

Concretamente, 32 participantes han participado en un ensayo clínico aleatorizado cruzado y controlado. Los sujetos debían seguir una dieta mediterránea estándar durante tres periodos de cuatro semanas. En el primer periodo, durante las comidas tenían que tomar agua, en el segundo, una copa de vino blanco pobre en fenoles y, en el tercero, una copa de vino blanco suplementado con una cápsula de dosis de tirosol, equivalente a su contenido en un litro de vino.

Este descubrimiento abre la puerta a una personalización de las cantidades recomendadas de ingesta de los productos que forman parte de la dieta mediterránea.

Es importante destacar que el tirosol es un fenol, un compuesto orgánico aromático presente de forma natural en el aceite de oliva, el vino o la cerveza. Asimismo, esta substancia tiene una capacidad antioxidante limitada, pero, al ser ingerida, se transforma en el organismo en hidroxitirosol, con un potente efecto antioxidante. 

Los investigadores demostraron cómo cada individuo se beneficiaba de forma diferente de la ingesta de la misma cantidad de este antioxidante natural. De este modo, en uno de cada tres participantes no se observaban los efectos beneficiosos esperados, dado que su organismo, y metabolismo, no eran suficientemente eficientes en este proceso y no lograban casi ningún provecho. Este hecho se debe a la presencia de determinadas mutaciones genéticas que afectan a su capacidad para convertir el tirosol en hidroxitirosol.

Según Anna Boronat, investigadora del Grupo de investigación de Farmacología Integrada y Neurociencia de Sistema IMIM y primera firmante del estudio, estos resultados explican “uno de los mecanismos por los cuales un micronutriente de la dieta mediterránea hace su efecto, el tirosol”. Asimismo, este descubrimiento abre la puerta a una personalización de las cantidades recomendadas de ingesta de los productos que forman parte de la dieta mediterránea.

Fuente: Institut Hospital del Mar d'Investigaciones Mèdiques 

COMPARTE LA NOTICIA: Guárdala
Acceso a todos los contenidos. Formaciones acreditadas. Consulta y descarga de publicaciones médicas
¿Por qué registrarte?

Accede

Entra en tu cuenta personal de La RED para ver tus documentos guardados y poder leer todos los contenidos.


Close

Regístrate ahora

para que siempre recordemos tus preferencias y accede además a todos los contenidos, incluidos artículos científicos y formaciones científicas.

¿Por qué registrarte?
Close

Restaurar contraseña

Introduce el e-mail con el que te registraste y recibirás instrucciones para recuperar tu contraseña.

Close

Utilizamos “cookies” propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad, contenidos y servicios personalizados a través del análisis de tu navegación. Si continúas navegando aceptas su uso.