¿Por qué registrarte?

#TENDENCIAS #EHEALTH

¿Los pacientes, universitarios y otros agentes externos son un motor para la transformación del sistema de salud?

Guárdala

Comparte.

En una sociedad como la actual, donde el cambio es la única constante y en la que cada vez es más necesario innovar para ser eficiente, resulta prácticamente obligatorio colaborar con otros agentes que ofrezcan conocimiento, talento y experiencia que las organizaciones clásicas no solían aprovechar.

Sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud

Nuestro Sistema Nacional de Salud (SNS), universal, paternalista y con la equidad como principio fundamental, se encuentra actualmente inmerso en una situación de replanteamiento del modelo debido a la amenaza de su insostenibilidad. Esto se debe no sólo a que está intoxicado de ineficiencia sino también al reto demográfico al que nos enfrentamos y al incremento del número de pacientes crónicos:

– Envejecimiento progresivo de la población

– Aumento de la prevalencia de enfermedades crónicas

– El hecho de que algunas enfermedades que antes eran mortales ahora se hayan cronificado.

Los gestores sanitarios y los profesionales de la salud deben incorporar nuevas metodologías, como la innovación sanitaria, como motor para encontrar soluciones que solventen algunos de estos retos:

1. Alta variabilidad injustificada en la calidad y los resultados de salud.

2. Excesivos riesgos y daños producidos a los pacientes.

3. Inequidad debido al mal uso de los recursos.

4. Desaprovechamiento de recursos, sin maximizar su valor.

5. No prevenir enfermedades que son prevenibles.

 

Innovación abierta

Entre los diferentes modelos de innovación, la innovación abierta se presenta como un instrumento muy efectivo. Entendemos la innovación abierta como la modalidad en qué agentes externos a la organización innovadora (como los pacientes, instituciones académicas, empresas privadas, etc.) participan activamente en la resolución de los retos que las organizaciones les proponen aportando sus ideas o participando intensamente en la creación y rediseño de productos y servicios.

La innovación abierta da sentido a este proverbio chino ‘si caminas solo llegarás más rápido, pero si caminas acompañado, llegarás más lejos’. Además ahora con la globalización (y debido a que el intercambio de bienes, servicios y conocimiento es constante) y los canales digitales (facilitan la colaboración y coordinación salvando las distancias geográficas, sociales, jerárquicas) es mucho más simple poder acceder a ideas de agentes externos.

En otros sectores económicos, la innovación abierta ya es una metodología ampliamente extendida. Así por ejemplo, Lego (el líder mundial en juguetes montables) dispone del programa Lego Ideas dónde los clientes pueden proponer nuevos diseños y el equipo de I+D los valida y los incorpora al portafolio de productos que Lego vende.

Lego Ideas

 

Innovación abierta en salud

Pero, ¿la innovación abierta se está aplicando en el ámbito de la salud?

Pues ya hay muchos ejemplos reales de su aplicación para inspirar nuevas soluciones sanitarias con potencial para aportar valor a los pacientes y eficiencia al sistema sanitario. Dentro de un modelo de innovación abierta en el ámbito sanitario, los pacientes, como usuarios finales de productos o servicios de salud, pueden aportar ideas, información o conocimiento real desde una perspectiva externa para que así aparezcan soluciones de valor no vistas con anterioridad.

Las autoridades sanitarias apuestan por programas de este tipo. Así el Servicio Gallego de Salud (SERGAS) dispone de un canal abierto con los pacientes para que éstos le ofrezcan ideas para solventar los problemas que se encuentran en el sistema de salud.

Los hospitales también están incorporando el talento externo. El programa d-Health Barcelona que se celebra en Hospital Clínic de Barcelona, el Hospital Sant Joan de Deu de Barcelona y el Instituto Gutman promueve la innovación abierta hospitalaria. En este caso, los profesionales sanitarios participaban activamente en un equipo transversal formado por colaboradores externos (ingenieros, diseñadores y economistas) para poder sumar perfiles distintos a resolver un reto de salud.

El sector farmacéutico es considerado uno de los sectores con mayores inversiones en I+D+i. Su futuro depende en gran medida de sus políticas de I+D para descubrir nuevos medicamentos. En los últimos años la productividad de sus equipos de I+D internos ha disminuido considerablemente por los problemas de acceso al SNS y por qué la mayoría de las patologías más prevalentes están bien cubiertas con los tratamientos actuales.  Por este motivo, están externalizando la captación de nuevos proyectos. Cada vez encontramos más la colaboración entre farmacéuticas, universidades y centros de investigación. Por ejemplo, GlaxoSmithKline (GSK) cuenta con un  centro de investigación en Madrid dirigido al descubrimiento de nuevos medicamentos. Almirall lanzó este año AlmirallShare, su plataforma de Innovación Abierta para descubrir soluciones en la salud de la piel. Científicos en universidades, centros de investigación públicos o privados, hospitales y compañías de biotecnología están invitados a participar en los retos dermatológicos que lanzan.

investigación medica

Otra de las tendencias en innovación abierta de la industria farmacéutica es la colaboración con startups de salud para la búsqueda de servicios que complementen su propuesta principal de valor con el descubrimiento y desarrollo de medicamentos. Las startups disponen de la tecnología necesaria y requieren de acceso al mercado, factor clave y que las empresas farmacéuticas pueden ofrecer. Algunos ejemplos serían Sanofi con el programa Health-U dónde invitan a startups a su escuela o Bayer con el programa Grant4Apps  que incuba cada año durante 6 meses a las mejores start-ups que ofrecen soluciones a los retos que lanzan.

También las farmacéuticas están poniendo marcha programas dónde juntan a diferentes agentes para resolver un mismo reto. El programa Neostart monta equipos multidisciplinares (médicos, enfermeras, farmacéuticos, ingenerios y pacientes) para que a través de metodologías de Dessign Thinking puedan resolver los retos en la gestión de niños que nacen de forma prematura.

¿Y en el campo de la cardiología hay algún programa de innovación abierta? En el pasado Congreso Europeo de Cardiología celebrado en Barcelona en Agosto de 2017 se seleccionaron 12 start-ups de salud digital que resolvieran los retos de pacientes cardiológicos.

Nadie tiene duda que el conocimiento que viene de agentes externos es muy valioso, sin embargo, este es un campo que está por desarrollar. ¿Cuáles son las principales barreras para que se implementen este tipo de iniciativas?

– En la actualidad todavía nos encontramos con cierta falta de interacción abierta y de redes de conocimiento dentro de los sistemas sanitarios, lo que provoca que la integración interdisciplinaria de expertos y de talento (interno y externo) se vea limitada.

– Por otro lado, los profesionales de salud son los que deben liderar estos procesos de captación de ideas que resuelvan los retos sanitarios. Pero ellos no tienen ni conocimiento en metodologías de innovación ni tienen el incentivo para invitar a agentes externos.

– Debemos seguir empoderando los pacientes en sus patologías para que se involucren más en la resolución de los problemas que encuentran en la gestión de su patología.

Y tú, ¿pides opinión a tus pacientes u otros agentes para que te ayuden a resolver los problemas que te encuentras en la práctica asistencial?

 

Autores:

Juan Alfredo Montero, Servicio de Farmacia Hospitalaria del Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria y fundador de STOP Errores de Medicación: https://www.stoperroresdemedicacion.org/

Xavier Olba, Consultor de Estrategia Digital e Innovación.

 

COMPARTE LA NOTICIA: Guárdala
Acceso a todos los contenidos. Formaciones acreditadas. Consulta y descarga de publicaciones médicas
¿Por qué registrarte?

Accede

Entra en tu cuenta personal de La RED para ver tus documentos guardados y poder leer todos los contenidos.


Close

Regístrate ahora

para que siempre recordemos tus preferencias y accede además a todos los contenidos, incluidos artículos científicos y formaciones científicas.

¿Por qué registrarte?
Close

Restaurar contraseña

Introduce el e-mail con el que te registraste y recibirás instrucciones para recuperar tu contraseña.

Close

Utilizamos “cookies” propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad, contenidos y servicios personalizados a través del análisis de tu navegación. Si continúas navegando aceptas su uso.