Puedes escuchar el podcast de Health Redvolution aquí: 

 

Pulseras de actividad física para niños: ¿Son recomendables? 

Llevamos años escuchando que los niños no realizan toda la actividad física que debieran. De hecho, el sedentarismo infantil ya es considerado una epidemia en los países desarrollados. El dato es demoledor: el 85% de los niños no realiza la hora diaria mínima de ejercicio físico recomendada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en niños de entre 5 y 17 años. Ante esta situación, los expertos en medicina deportiva han comenzado a recomendar el uso de pulseras de actividad física para niños.

“En un niño poco motivado el uso de pulseras de actividad es bueno. Se ha hecho algún estudio en colegios en el que se les pone una pulsera tanto a los niños como a sus padres y profesores, y se les va retando a ver quién hace más distancia. Esto es muy bueno porque les obliga a llegar a casa andando y no ir en patinete eléctrico, por ejemplo. Y, además, el hecho de poder ser mejores que el profesor de matemáticas les estimula mucho”, asegura la doctora Amelia Carro en una entrevista en Health REDvolution, el programa de posdcast especializados en salud e innovación de RED3.0.

 

Pulseras de actividad física para niños versus patinetes eléctricos

Las pulseras de actividad física para niños llevan un registro de toda la actividad física y presenta un resumen de las metas que va alcanzando cada día. A través de la pulsera, los niños recibirán recordatorios para animarlos a mantenerse activos. También les mostrará felicitaciones cuando superen sus objetivos diarios. Pero además, el progreso del pequeño podrá ser compartido con toda la familia a través de una aplicación móvil. Entre otras funciones, las pulseras de actividad física para niños monitorizan las horas y la calidad del sueño, contando con avisos para recordarles de ir a dormir.

Sin embargo, la doctora Carro recuerda que tan importante es el ejercicio físico como una buena alimentación. Y añade un nuevo enemigo a la lista de herramientas tecnológicas que, lejos de ayudar a entender y practicar el valor de mantener una vida activa, les empuja a una vida sedentaria: los patinetes eléctricos o monopatines a batería. “Como ocurre con los alimentos, que han pasado de ser una manzana o un trozo de pan a ser madalenas o productos envasados que aportan aditivos, grasa, sal y azúcar y no aportan los nutrientes básicos, con los juegos ocurre lo mismo. Digamos que los juegos de ahora son “juegos procesados” que están engrosando las cifras de obesidad”, lamenta la experta.

¿Qué consecuencias tienen sobre la salud del niño estos sistemas de desplazamiento pasivo? ¿Cuáles son las recomendaciones de ejercicio físico en niños y que, por tanto, ayudarían a combatir la epidemia de la obesidad infantil? ¿Qué otras herramientas digitales o aplicaciones móviles recomienda Amelia Carro para motivar al niño a hacer ejercicio? La doctora responde a todas estas preguntas en el podcasts de Health REDvolution.

 

Puedes escuchar el podcast de Health Redvolution aquí: