Una de las principales innovaciones que está revolucionando nuestra sociedad es la impresión 3D. Esta tecnología está haciendo crecer sus beneficios de forma exponencial puesto que cada vez tenemos más dominio en su uso y posibilidades.

No sólo se está usando esta tecnología en la vida doméstica para diseñar y crear objetos cotidianos, sino que en muchos sectores económicos está transformando las reglas del juego.

Según la prestigiosa consultora Gartner, en 2018 se habrán vendido más de 500.000 impresoras 3D y que en 2020 esté crecimiento exponencial de las ventas superará los 7 millones de unidades vendidas.

Ventajas de la impresión 3D

Incrementar la innovación

Con las impresoras 3D se pueden imprimir objetos en poco tiempo y testarlo con los usuarios que se beneficiarían de forma eficaz.

 

Facilitar la personalización

Los usuarios pueden personalizar sus diseños consiguiendo que cada objeto sea único. A demás, los usuarios pueden compartir sus diseños, democratizando esta tecnologia.

 

 Mejorar la precisión de los productos

Ya que se puede hacer de forma más precisa y adaptada a las medidas reales que se necesitan.

 

Reducción de  tiempos de producción

Así como los tiempos de llegada al mercado de los productos. Lo cual permitirá obtener el producto que se desea en menos tiempo y con la mayor calidad posible.

 

Reducción de costos

Las impresoras 3D ofrecen como ventaja la reducción parcial tanto de costos de producción gracias a que la tecnología de fabricación es aditiva y no substractiva como hasta ahora, por lo que no hay material de desecho, así como de transporte, puesto que el objeto que tienes lo podrás imprimir desde tu casa.

impresion 3d en medicina

 

Utilidades de la impresión 3d

Son muchos los usos de la impresión 3D. Podríamos confeccionar un libro blanco más largo que El Quijote con ejemplos reales. Sin embargo, sólo destacar algunos de los ejemplos que más me han llamado a la atención por ser de sectores que yo pensaba que tardaría mucho en llegar, como son el mundo del textil y el mundo de la alimentación:

– La firma española Yono Taolaha encontrado la manera de crear diseños rompedores y personalizados imprimiendo téjidos en 3D.

– Foodini es su novedosa impresora 3D de comida.

Food Ink, el primer restaurante de comida impresa en 3D.

– El restaurante La Boscana de Lleida presentaron en 2016 un proyecto muy innovador. Se convirtió en el primer restaurante del mundo donde todo fue impreso en 3D.

 

Impresión 3d en medicina

La revolución de la fabricación digital llamará antes o después a la puerta de la medicina. ¿Se están ya sacando beneficios de su uso? ¿Se pueden hacer milagros en salud con la impresión 3D? ¿Y si se está utilizando en qué casos?

– Los casos dónde la impresión 3D está más generalizada son los audífonos (el 95% que existen están realizados con tecnología de impresión 3D) y las prótesis dentales

– Hace unos meses la Administración Estadounidense de Alimentos y Medicamentos (FDA) anunciaba la aprobación de Spritam, una pastilla impresa en 3D que trata las convulsiones epilépticas. El hecho de que sea fabricada con esta tecnología aditiva facilita su disolución en agua.

– El Hospital Sant Joan de Deu y el Hospital Sick Kids de Toronto (en Canada) pueden replicar tumores infantiles en tamaño real para que sus cirujanos puedan practicar la intervención antes de realizarla en real e incrementar las probabilidades de éxito.

– El campo de los implantes y prótesis es el campo que más está creciendo, ya que la impresión 3D posibilita crear modelos personalizados de cada paciente, más anatómicos y totalmente compatibles. Hace unas semanas se hizo viral como a Isabella, una niña de 8 años le pusieron unas manos protésicas. En apenas unos minutos y directamente desde una imagen de una radiografía o resonancia magnética se pueden realizar prótesis totalmente personalizadas.

– Amanda Boxtel pudo volver a andar tras estar postrada en una silla de ruedas más de una década, gracias a un exoesqueleto fabricado en 3D.

– El español Juan Monzón es el creador de Exovite, una startup especializada en la rehabilitación ósea y muscular. Utiliza las impresoras 3D para crear férulas a medida del paciente, que inmovilizan el miembro fracturado e incorporan un sistema de electroestimulación que, conectado al móvil y a una app propia, llamada Exopad, le permite seguir la rehabilitación desde casa. El Hospital MAZ de Zaragoza ya lo utiliza.

ferulas impresas en 3d

– Pero no sólo se pueden imprimir partes del cuerpo solamente estéticas, sino que la española Open Bionics fabrica brazos biónicos funcionales.

Bioimpresión 3d de órganos humanos

La bioimpresión 3D es mucho más compleja de lo que parece debido a la necesidad de garantizar la estabilidad y viabilidad de las células durante el proceso de fabricación así como la necesidad de crear e integrar sistemas vasculares que permitan la circulación sanguínea para mantener vivas las células. Se han implantado órganos sencillos impresos en 3D como una tráquea o vejiga, pero aún queda mucho camino por recorrer.

Sin embargo, en el campo del I+D si se está utilizando. La estadounidense Organovo, que trabaja con impresoras, también conocidas como bioimpresoras, que utilizan células como materia prima para crear tejidos de todo tipo con el objetivo de acelerar las pruebas de laboratorio. La multinacional francesa de cosmética L’Oreal ya ha tomado posiciones y se ha unido a Organovo para agilizar la producción de tejidos que les permitan probar la seguridad y eficacia de sus productos.

Los grandes retos a los que se enfrenta este sector son:

1. Seguir avanzando en la bioimpresión 3D y en la aplicación en otros campos de la medicina como en los fármacos. Quién sabe si en un futuro próximo la impresión 3D de pastillas se integrará en nuestros centros de salud para que los profesionales médicos puedan recetar las dosis precisas del principio activo a los pacientes con un simple ajuste en un software antes de imprimir las pastillas en la misma consulta.

2. Incorporar profesionales expertos en la materia que reduzcan el margen de error. Si la tecnología 3D la llevamos al mundo de la medicina no habrá errores.

3. Incrementar la rapidez de impresión. Todavía es un campo que se tiene que mejorar.

4. No todos los centros hospitalarios podrán disponer de un estudio de impresión 3D. Por eso, es seguro que en los próximos años aparezcan nuevos actores en el sector de la salud como la empresa 3D Hubs. Esta empresa holandesa ofrece su plataforma para conectar a potenciales clientes con los propietarios de las máquinas para imprimir en cualquier punto.

¿Y se está aplicando a la cardiología? En el próximo artículo os explicaremos cómo se está desarrollando la impresión 3D en nuestro campo.

 

Autores:

Ferran Carbonell, Ingeniero Biomédico de Innovación.

Xavier Olba, Consultor Estrategia Digital e Innovación.