La red hospitalaria pública de Asturias ha implementado en sus servicios de cardiología un sistema de telecomunicaciones de alta definición que les permite compartir sesiones clínicas, pruebas diagnósticas y consultas virtuales que evitan el desplazamiento del paciente más allá de su centro de salud.

Visita virtual con el cardiólogo

El desarrollo de la tecnología de videoconferencia, junto con la comunicación en red, permite a los profesionales resolver sus dudas, compartir conocimientos y analizar los casos clínicos de pacientes en tiempo real. Además, podrán hacerlo con imágenes en alta resolución sin que el paciente tenga que pedir cita con el especialista, un hecho que agilizará los procesos médicos en las cardiopatías más comunes.

Los doctores podrán realizar gran parte de su trabajo mediante imágenes en alta resolución sin que el paciente tenga que pedir cita con el especialista.

La plataforma asturiana permitirá aumentar la eficiencia, reducirá los tiempos de espera y suprimirá los desplazamientos prescindibles.

Tecnología médica en Asturias

Su implantación ya se ha producido en los hospitales universitarios de Cabueñes, Avilés y Valle del Nalón y será en 2018 cuando se implantará en los centros de salud del Principado y el Hospital de Jove, creando un modelo extensible y replicable a toda la geografía.

Una de las razones principales de la aplicación de este sistema de telecomunicación es que el Principado de Asturias es la comunidad autónoma donde se realizan más operaciones quirúrgicas en todo el estado, 852 en el pasado año 2016 y la incorporación de esta tecnología en un área tan relevante como la cardiología puede ayudar a mantener su puesto en el mejor porcentaje de intervenciones con éxito de la península.