Masimo ha presentado en Europa sus nuevos sensores ORi (Oxygen Reserve index) que miden el índice de reserva de oxígeno de una manera fácil y no invasiva. Esta tecnología permite la evaluación de la respuesta de fluidos vivos a un coste mucho menor que las técnicas invasivas mediante el análisis de las longitudes de onda de la luz que proyecta sobre los vasos sanguíneos.

Así pues, este novedoso dispositivo puede proporcionar una advertencia de desaturación inminente, lo que puede permitir que los doctores tengan una intervención más rápida en este tipo de circunstancias

Según la compañía, ORi es el primer dispositivo no invasivo que proporciona información sobre la reserva de oxígeno del paciente en el rango hiperóxico moderado. Así pues, este novedoso dispositivo puede proporcionar una advertencia de desaturación inminente, lo que puede permitir que los doctores tengan una intervención más rápida en este tipo de circunstancias.

En un estudio realizado a 25 pacientes pediátricos, los resultados mostraron que ORi ayudó a detectar desaturaciones en una media de tiempo de aproximadamente 30 segundos. Un estudio más amplio de pacientes adultos con cateterismo arterial y análisis intraoperatorio de gases en sangre antes de la cirugía demostró una relación similar en la detección de estas afecciones.

Para más información sobre este innovador dispositivo podéis visitar la web del fabricante.