Tratamiento de la cardiopatía isquémica

La cardiopatía isquémica es una enfermedad ocasionada por la arteriosclerosis de las arterias que irrigan el miocardio, siendo la enfermedad cardiovascular más prevalente en España. Actualmente es la primera causa de ingreso hospitalario y su tratamiento es farmacológico y quirúrgico en casos graves. Es fundamental también combinar el tratamiento con un cambio en el estilo de vida del paciente para evitar la reaparición de la cardiopatía.

Los principales problemas que se encuentran los especialistas al tratar la cardiopatía isquémica es la acumulación de depósitos de calcio en las arterias coronarias. Estos, a su vez, dificultan el funcionamiento del stent.

 

Litoplastia coronaria, una técnica revolucionaria

Una técnica que ha revolucionado el tratamiento de la cardiopatía isquémica complicada es la litoplastia coronaria. Se realiza a través de un catéter y consiste en la introducción de un balón especial a través de un stent en la arteria coronaria obstruida. A su vez, el balón genera ondas de choque que se transmiten a la placa calcificada y permiten su fragmentación en un periodo de tan solo microsegundos.

La litoplastia coronaria permite hacer frente a este inconveniente debido a que una de sus ventajas es que los fragmentos de calcio generados no se arrastran por el torrente sanguíneo. En consiguiente, no se altera el funcionamiento normal de la arteria y se facilita la expansión de los stents en la intervención coronaria. Este hecho es relevante teniendo en cuenta que los pacientes sometidos a esta intervención son de edad avanzada.

Gracias a la litoplastia coronaria se podrán tratar pacientes que hasta la fecha eran inoperables y sin ninguna otra alternativa de tratamiento invasivo.

La utilización de los buenos resultados de este sistema se suma a la evidencia científica internacional disponible que demuestra su seguridad y viabilidad en el tratamiento de la cardiopatía isquémica.

En España, el Hospital Clínico San Carlos fue el primer centro en aplicar por primera vez esta técnica. Su utilidad ha sido valorada en pacientes con insuficiencia renal en tratamiento con diálisis y en pacientes con estenosis coronaria en los ensayos clínicos Disrupt CAD I y Disrupt CAD II, liderados por dicho Hospital. Asimismo, el Hospital del Mar ha incorporado por primera vez en Cataluña la litoplastia coronaria para tratar a los pacientes con cardiopatía isquémica inoperable.

Puedes consultar las notas de prensa originales clicando aquí y aquí.