Puedes escuchar el podcast de REDcast aquí: 

Descargar entrevista sobre Hipercolesterolemia familiar

Controlar la hipercolesterolemia familiar en niños

La hipercolesterolemia familiar heterocigota es un trastorno genético que afecta a una de cada 300 personas. Entre los afectados se incluyen niños y adolescentes, un colectivo que representa grandes retos para los profesionales sanitarios. Y es que, algunos profesionales advierten que la toma de ciertos medicamentos, como es el caso de las estatinas, no está recomendada antes de los 10 años. Entonces, ¿cómo se controla la hipercolesterolemia familiar en niños que debutan antes de esta edad?

Le planteamos esta pregunta a la doctora Núria Plana, médico del Servicio de Medicina cardiovascular y metabolismo del Hospital Universitari Sant Joan de Reus. En esta entrevista en REDcast, el programa de podcasts sobre salud cardiovascular de la plataforma RED3.0 (Amgen Cardiovascular), habla de la importancia de visibilizar la enfermedad en niños para que se diagnostique y se inculquen hábitos saludables con el objetivo de prevenir la aparición de una enfermedad cardiovascular en la edad adulta.

El tratamiento con estatinas de la hipercolesterolemia familiar en niños

“Siempre oímos hablar de la enfermedad cardiovascular en el adulto. La gente se olvida que todo esto empieza en la infancia. Y que, si diagnosticamos a los niños y los educamos en una dieta correcta, en la realización de ejercicio y en la renuncia a hábitos nocivos como el tabaco, pese a tener una enfermedad genética, tendrán una condición mucho mejor cuando lleguen a la adolescencia y, por consiguiente, a la vida adulta”, indica la doctora Plana.

La alimentación y el ejercicio son la base del tratamiento de la hipercolesterolemia familiar en niños hasta cierta edad. “A partir de cierta edad, sí que es necesario tratarlo”, subraya la doctora. Y añade que debe prescribirse tratamiento con estatinas “a partir de los 10 años en las formas menos graves si realmente persisten con las cifras de colesterol malo, es decir, LDL por encima de 190, y si tiene antecedentes de un infarto del padre y la madre”. “Con ello, se consigue disminuir el colesterol y, por tanto, retrasas la aparición de lesiones ateromatosas a nivel de la arteria. O sea, que el tratamiento es muy importante”.

En cuanto a las dosis y la seguridad de las estatinas en hipercolesterolemia familiar en niños, la doctora señala: “El tratamiento que utilizamos en las formas heterocigotas son las estatinas, igual que en los adultos. Hay estudios que ya demuestran que, dando las dosis adecuadas, son fármacos absolutamente seguros para los niños”. A este respecto, la doctora recuerda que, una vez que el niño alcanza los 20 años de edad, “aumenta el riesgo de eventos cardiovasculares si no recibe un tratamiento precoz, considerando que son pacientes expuestos a altas concentraciones de colesterol LDL desde su nacimiento”.

Puedes escuchar el podcast de REDcast aquí: 

Descargar entrevista a Dra.Nuria Plana