Uno de los factores más relevantes en los episodios de infarto de miocardio es el tiempo que tarda el paciente en ser atendido. Según el estudio ARIAM (Análisis Retraso Infarto Agudo de Miocardio) el tiempo medio de atención en un paciente infartado es de 139 minutos.

La telemedicina contra el infarto de miocardio

Sin embargo, sistemas de telemedicina como el COPCAR (Control de Pacientes de Alto Riesgo), un sistema de monitorización en tiempo real de infartos de miocardio, puede llegar a reducir un 80% el tiempo de intervención, un hecho que reduciría de manera considerable las muertes, así como las secuelas irreparables que este tipo de episodios provocan.

El tiempo medio de atención en un paciente infartado es de 139 minutos

COPCAR utiliza un dispositivo wereable que comunica a tu dispositivo móvil los datos de la actividad cardíaca con la intención de procesarlos y detectar prematuramente la aparición de eventos de riesgo cardiovascular. Cuando el dispositivo detecta un evento de riesgo, envía al centro de control de COPCAR el aviso donde una serie de especialistas confirman el diagnóstico y toman las decisiones oportunas, así como la posibilidad de comunicar el hecho al servicio de emergencias.

Este dispositivo permite evitar desplazamientos, pruebas innecesarias y hospitalizaciones que no sean requeridas, con la consiguiente mejora para el sistema sanitario.