RedVolution en el Marco del congreso SEC 2017 de Madrid el Dr. Rafael Vidal, Cardiólogo del Hospital Universitario Lucus Augusti de Lugo, nos habla sobre innovación en los hospitales de menos tamaño.

Transcripción de la entrevista de Health Redvolution al Dr. Rafael Vidal +

Cómo innovar desde un hospital mediano

-Una pregunta obligada en esta entrevista es: ¿cómo se puede innovar desde un hospital que no es referencia en innovación, desde un hospital mediano como es el Lucus Augusti? -Yo creo que ahora cada vez es más fácil innovar desde cualquier sitio; creo que se puede innovar incluso desde un hospital comarcal, un hospital intermedio o un hospital de tercer nivel; porque todas las redes sociales, todas las tecnologías de información y comunicación  te permiten estar en contacto con otros centros y también poner en valor tus iniciativas para que otros grupos te contacten o empresas que tengan interés en desarrollar algo pueden tener interés en ir a un hospital pequeño. Porque a veces hemos visto que el hospital pequeño tiene ventajas: todo más sencillo, quizás a veces la burocracia es más sencilla, todos los procesos de aprobación a veces son más fáciles... Para hacer un ensayo clínico todo está un poquito más a la mano y a veces también los laboratorios tienen que hallar representatividad, ¿no? O sea, no sólo todo tiene que hacerse un hospital grande, hay que demostrar que lo que tú estás probando se puede usar en un sitio más pequeño e incluso hasta en un hospital comarcal. En cualquier nivel,  si hay una estructura adecuada (que cada vez es más fácil porque por las experiencias de otros aprendes de ellos, se transmiten, se conocen a través de redes sociales, plataformas de formación)  pues eso nos permite en hospitales no tan grandes hacer cosas que hace un hospital grande.  

Plataforma de formación continua para profesionales

-Además creo que unas de las fortalezas de cualquier hospital es el potencial en recursos humanos que hay dentro, ya sea un hospital pequeño, un hospital mediano o un especial grande; y las nuevas tecnologías pueden ayudar. Sin embargo hay muchos retos que superar; uno de ellos, por ejemplo, puede ser la plataforma de formación continua. ¿En su opinión que tienen por delante? ¿Cómo pueden mejorar? -Yo creo que las plataformas de formación continua, el tema es que siempre vamos a tener muchas. Cada vez hay más,  entonces el tema es cómo buscar el factor diferencial y eso es la clave del éxito: es buscar qué te diferencia de otras plataformas. Hay gente que busca el juego o estrategias de juego que a la gente le puedan enganchar un poco más esa plataforma; competir con otras personas a veces es la forma en que presentes los contenidos. Si son contenidos muy dinámicos, más interactivos,  igual puede facilitar un poco que el usuario se enganche. El tema es que se enganche el usuario; ha habido muy buenas iniciativas de otras plataformas y el tema es que la gente al final se desengancha. Yo creo que con el tiempo que consumimos en otras cosas... otra cosa que sería formarse, que es un tiempo que vas a dedicarlo en algo que quieres que sea muy efectivo, en muy poco tiempo y eso, pues te obliga un poco a seleccionar. Pero si tienes una plataforma que es ágil, dinámica, que te permite interactuar, que presenta esto de una forma novedosa y atractiva, pues es más probable.  No te garantiza el éxito, pero creo que puede ser más probable que puedas utilizarla más. Eso es un poco el problema: al principio todo el mundo tiene curiosidad, pero el tema es mantener la curiosidad.  

Vídeos para cardiólogos

-En este reto de hacer el contenido mucho más atractivo, ¿crees que el vídeo podría ser una opción para un canal, una forma el cardiólogo se cree este engagement? -Yo creo que el vídeo es una opción muy buena, pero creo que la clave son piezas concisas. Todos lo sabemos, lo hemos oído muchas veces: si una pieza dura más allá de tres minutos es difícil que la gente no le dé a pausa o pase a otra cosa. Entonces el tema es enganchar: que sea un tema muy actual, que esa persona transmita bien, que sea capaz de contarlo con agilidad y que vaya al grano de lo que le interesa al profesional; o sea no ir por circuloquios. Realmente el que se va a conectar sabe de qué le estás hablando, entonces dime qué es lo que me aporta esto de nuevo. Si eres capaz de sintetizarlo igual con tweets, que son 140 caracteres, un vídeo no puede ser más allá de 3-4 minutos salvo que sea que quieres contar tu vida o algo mucho más amplio como la experiencia personal de alguien; si es transmitir mensajes de impacto, yo creo que piezas cortas. El vídeo es muy bueno porque puedes combinar lo que estamos hablando: puede haber gráficos, puede haber diagramas, cosas que complementen la información.. pero el vídeo no puede no estar.
-Bueno nos quedamos con estos consejos a la hora de desarrollar nuestros vídeos doctor y muchísimas gracias por estar con nosotros.
-Muchas gracias a vosotros por invitarme.